Google+ Badge

Cartas a Nadie

Cuando pienso en ti, el corazón se me parte en pedazos. Me traes tristeza cuando fuiste mi luz, la esperanza que alumbraba siempre la obscuridad impenetrable que amenazaba a consumirme. Tus silencios ahora son tan profundos que me ahogo en ellos, pero mis pensamientos no me permiten guardarte rencor. Mi mente gira a pensar la tristeza que me da que no quieres esperar, que no tienes paciencia para esperar que tus suenos se hagan realidad, que eres tan joven, pero incapaz de arriesgarte cuando ahora es tu época para hacerlo. No tomas un riesgo, aunque tienes todo para ganarlo. Este temor que sientes; quisiera creer que es porque quieres que tu mente niegue lo que tu corazón ya sabe, que me amas como yo a ti. Es una fantasía presumida por mi parte, y una cuyo origen nunca podre descubrir. No se que te ha pasado que te ha hecho tan cerrado y tan determinado a botar la promesa de felicidad que se asoma cuidadosamente en el horizonte de nuestras vidas. Me duele que me has relegado a una parte tan pequeña en tu vida después de dármelo todo. Quisiera gritar que cometes un error que nos puede destruir a los dos...pero la realidad es que ya no me escuchas; y mas importante, nunca me escucharas. El corazón de una mujer es una laguna inmensa en profundidad, un rió que lleva corrientes mas fuertes que las del mar; sin embargo, pudiste navegar hasta la costa mas lejana di mi alma sin impedimento. Una vez me dijiste que te encapsulaba una pare para protegerte de otros, me dijiste que esa pare no la bajabas por nadie, pero que yo sola la había podido derrumbar. Pero ahora la pare a vuelto, impenetrable a mis esfuerzos. Te amo, pero también me apiado de ti. No puedes ir por la vida con miedo, cerrándote a todos, aislado. Es no es vivir, y eso no es amar. Aunque la herida esta fresca, mi deseo mas profundo es que te des cuenta de esta verdad antes que sufras las consecuencias de tus decisiones. Debes de aprender que hay cosas en la vida que requieren batalla, que el silencio puede herir peor que un grito, y que no debes ser tan rápido en rendirte.



En silencio,
M

No comments:

Post a Comment